Griselda Cardozo

Buenos Aires

Objetivo Invertir en insumos para poder reducir costos y generar stock para cubrir mejor la creciente cantidad de pedidos Actividad Comercios

60%
Recaudados: $12.000 Solicitados: $20.000
Tiempo restante: 54 días
Monto:
? Tasa de interés: 0%
Es la tasa de interés (expresada en Tasa Nominal Anual) que recibirás por realizar tu inversión. Maximo: 30.00%
? a SUMATORIA Donar
Tiempo de devolución: 6 meses
Sumar $220
Monto a devolver: $220
Sumatoria es una asociación civil sin fines de lucro que necesita de tu donación para que juntos podamos seguir prestando oportunidades y construyendo una sociedad más justa y equitativa.

Su historia

Griselda comenzó con su emprendimiento en San Miguel hace 2 años, cuando decidió dejar su puesto administrativo en una fábrica para trabajar de lo que más le gusta. Hoy decora tazas, cucharas y otros elementos para regalería. Su historia de inicio es bastante particular; Como ella siempre eligió comprar productos de emprendedores para hacer regalos, así fue que se acercó a una artesana que estaba interesada en vender su horno de vitrofusión. Se decidió a hacer la inversión y así se animó a comenzar su proyecto. Al principio conoció la técnica de vitrificación y luego la definitiva que elegiría para sus trabajos: la de los calcos vitrificables. Empezó decorando 10 tazas y hoy dos años después compra un promedio de 300 tazas. Con el crecimiento del emprendimiento incorporó diferentes líneas y modelos: Sumó más adelante la etiqueta personalizada y la decoración, siempre en el rubro de los desayunos. Hoy vende principalmente por las redes sociales (Instagram es su fuerte), pero también gracias a la recomendación de clientes que adoraron su trabajo. También se suma a ferias barriales y a showrooms donde otras emprendedoras exponen diferentes tipos de productos propios. En esos espacios suma no solo oportunidades de venta sino también contactos que le permiten diversificar su oferta. Gracias a esos eventos conoció a Jésica, que trabaja con porcelana fría, con quien comenzó a decorar las tazas, y a sumar pequeñas figuras pintadas. Esta innovación fue un boom e incrementó ampliamente la cantidad de pedidos. Más adelante comenzó a elaborar desayunos, y para seguir brinando experiencias diferente ahora también los prepara dentro de una caja con visor de pvc. Por el aumento de la demanda sumó a su hijo y a su mamá, que la ayudan a preparar los regalos y a su marido que aporta desde la movilidad. Gracias a los microcréditos puede invertir en la compra de insumos para la producción, y espera a corto plazo poder generar mayor stock para impactar en los costos y poder cubrir pedidos con menor anticipación. Su proyecto en el futuro es contar con un espacio destinado al emprendimiento para poder exponer sus trabajos al público.